5 razones por las que hacerse un Blanqueamiento profesional con Philips Zoom
15 marzo, 2018
Bruxismo y Botox
15 abril, 2018
Show all

Aparatos Removibles en niños

La ortodoncia es la rama o especialidad odontológica cuyo principal objetivo es la corrección de las malformaciones, defectos o irregularidades que se presentan en los dientes. Estos defectos, son comunes de ocurrir en la infancia, y para tratarlos se recurre a la ortodoncia interceptiva u ortodoncia infantil.

Siempre es necesario en edad infantil que los niños acudan a un ortopedíatra que se encargue de los cuidados de sus dientes,  en caso de que sea necesario corregir defectos en los dientes, el especialista aplicará tratamientos de ortodoncia infantil.

Aparatos-removibles-en-niños Aparatos Removibles en niños

En la ortodoncia existen dos tipos de aparatos. Los fijos llamados comúnmente brackets, y los removibles. Los aparatos removibles, se pueden extraer a la hora de comer, cepillarse los dientes, o quitárselos en caso de practicar algún deporte o actividad física, para evitar fracturas si se tropieza o se cae mientras está jugando.

¿Qué son los aparatos removibles?

Los aparatos removibles se hacen a la medida, están hechos de material acrílico, disponen de unos ganchitos que se colocan detrás de las muelas. Los ortodoncistas son quienes aconsejan al paciente que aparato debe usar.

Cabe mencionar, que estos aparatos deben cumplir con un mínimo de horas al día, es decir, los niños deben usarlo 14 horas para que se den los resultados y estos puedan ser notorios.

Ahora bien, después de visitar al especialista, debe seguirse el tratamiento, e integrar los hábitos de higiene necesarios para resguardar la salud bucal de los pequeñines.

Si eres padre debes intervenir en la limpieza de los aparatos y aprender la forma correcta de limpiarlos, de esta manera, tu hijo copiará la forma en que lo haces y te asegurarás de que lo haya hecho bien.

Es importante que acudas con tu hijo al ortopediatra, desde los 3 años puedes llevarlo a la consulta. Entre la edad de 6 y 7 años se empiezan a diagnosticar las fallas en los dientes.

A esta edad los niños suelen ser más conscientes de que deben solucionar su defecto dental, y suministrándoles la información adecuada, ellos accederán de forma voluntaria a colocarse los aparatos removibles. Aparatos-removibles-en-niños Aparatos Removibles en niños

Beneficios de los aparatos removibles

  • La utilización de los aparatos removibles en niños es beneficiosa, debido a que en la niñez pueden corregirse de una forma más fácil y rápida la posición de los dientes, ya que estos están desarrollándose al igual que la mandíbula.
  • Usar aparatos removibles es mucho más cómodo que los fijos, los primeros acumulan menos suciedad, se retiene menos la comida entre los dientes y los aparatos, además, no producen dolor como los aparatos fijos cuando son colocados y extraídos de la dentadura.
  • Los aparatos removibles permiten corregir algunos de los problemas bucodentales que los niños presentan, por ejemplo: exceso de separación entre los dientes, prognatismos, entre otros.

¿Para que sirven los aparatos removibles?

Los aparatos removibles forman parte de un tratamiento sumamente utilizado en la ortodoncia infantil, debido a que puede corregir diversos defectos en la dentadura de los niños. A continuación, se destacan algunos de estos defectos:

  • Mucho espacio entre los dientes.
  • Paladar bajo.
  • Corrige el prognatismo, esta es una malformación de la mandíbula, debido a que este más adelante de lo que normalmente debería estar, no se alinean los dientes de arriba con los de abajo por la deformación de esta.
  • Avulsión dentaria, en los niños puede darse la perdida prematura de una pieza dental, por lo tanto, se conserva un espacio sin el diente.

Es muy común, que la ortodoncia interceptiva se aplique en los niños en los que los defectos dentales no son tan difíciles de solucionar, en los casos más complejos deben utilizarse los aparatos fijos.

Sin importar el caso, siempre es necesario acudir a un especialista que brinde el diagnóstico y tratamiento oportuno, que garantice la salud bucal de los niños.